¿Qué tal Wallace? o la madre de Pedja

aragones

España-Alemania. Los dos equipos en el túnel de vestuarios a punto de comenzar el partido. Uno de los momentos de mayor tensión de un futbolista. El entrenador camina entre los dos conjuntos acompañado de sus ayudantes para dirigirse al banquillo. En un momento, guiña el ojo a uno de sus jugadores y se vuelve hacia uno de los alemanes: ”Hola señor Wallace, ¿Qué tal está usted?”.

Evidentemente, el mejor futbolista en aquella Eurocopa de los germanos, Michael Ballack, queda notablemente sorprendido. La frase es del recientemente fallecido Luis Aragonés y, probablemente, es el mejor ejemplo de sangre fría en un seleccionador en un instante así. Como consecuencia, la mayoría de jugadores de la selección española saltaron al terreno de juego con una sonrisa en la boca. Una notable descarga de tensión para afrontar la primera final con la selección para todos ellos. Pura psicología. La broma aparece porque en las charlas previas a los partidos ‘Zapatones’ comenzó a llamarlo de esa forma primero por equivocación y después como broma. “Claro que sé su nombre, pero lo llamo como me sale de los ….”, llegó a decir en una de las charlas.

Este capítulo lo contó Iker Casillas y fue recordado estos días. También me viene a la mente otro episodio que me explicaron hacen unos años. En el Valencia de Pedja Mijatovic estaba Luis de entrenador y “trataba a todos por igual”. En una sesión preparatoria cualquiera, cuando los jugadores tenían que comenzar a correr el montenegrino estaba algo ocioso y llegó el grito “Pedja, me cago…….” Un joven lateral, que pasó por la selección española, recordará por siempre aquella anécdota. “Veías que se cagaba en la madre de Pedja que era la estrella del equipo por no correr… imagínate el ejempl0…”.

Entre las memorias propias me viene a la mente aquel programa de radio en el que De la Morena (El Larguero) juntó a Jesús Gil (también fallecido) con Luis Aragonés. Presidente y entrenador pero, al parecer, no con gran relación. Entonces, el ‘Sabio de Hortaleza’ le dijo en antena al dirigente lo que probablemente nadie en su entorno se atrevía a decirle sobre fútbol. Tras muchos minutos, el propio técnico estaba molesto porque “te hicimos muy fácil el programa”, le soltó al periodista y añadió “deberías tener que trabajarlo más”. Si no recuerdo mal, el final de aquella historia es el ascenso del Atlético a Primera.

Como estas habrá miles de anécdotas: el sexador de pollos, el pelo de una gamba, el culo pelao o el usted es mejor que el negro. Algunas contadas, otras todavía sin narrar.